BIOMECÁNICA DE LOS ACCIDENTES

La biomecánica es una ciencia que trata de describir los mecanismos lesivos explicando las lesiones producidas en el organismo humano, mediante la integración de diferentes disciplinas: epidemiología, física, ingeniería, matemáticas, medicina y biología entre otras. Esta ciencia es una herramienta fundamental para la medicina legal y forense pero quizá alguien se pregunte: ¿Y para qué sirve en emergencias?

La respuesta es muy sencilla: para poder sospechar el tipo de lesión que presenta una víctima dependiendo del mecanismo lesional del accidente que haya sufrido. Es decir, las lesiones que obligatoriamente debes descartar ya que es muy probable que el paciente las presente como consecuencia del tipo de accidente en el que se ha visto involucrado. También se tienen en cuenta aspectos tales como si la víctima llevaba cinturón de seguridad, si ha saltado el airbag, si es el conductor o copiloto, etc.

Personalmente es un tema que me parece muy interesante y que me ayuda a la hora de atender a una víctima tras un accidente, sea este del tipo que sea: atropello, accidente de tráfico, caída desde una altura, etc. Aunque la atención al trauma grave suele hacerse siguiendo el esquema ABCDE y se realiza una evaluación secundaria de cabeza a pies para no pasar por alto nada, conocer la biomecánica te ayuda a prestar especial atención a esas lesiones que son frecuentes.

Todos los datos en relación al accidente deberían reflejarse en la historia clínica del paciente, tanto en la de emergencias extrahospitalarias como en la de urgencias. En la comunidad autónoma donde trabajo la Historia Clínica de Enfermería es…ninguna. Nos tenemos que conformar con hacer una transferencia oral de los datos importantes del paciente y de la atención que le hemos prestado.

Por tanto, además de la información relativa a antecedentes, lesiones y  atención prestada, creo que es fundamental detallar a la hora de la transferencia:

  • Tipo de accidente: accidente de tráfico, atropello, agresión, caída de una altura, etc.
  • En caso de accidente de tráfico: vehículo en el que viajaba, tipo de colisión (lateral, frontal, alcance, fronto-lateral, vuelco, etc), tipo y número de vehículos implicados.
  • Posición que ocupada dentro del vehículo: conductor, copiloto, pasajero en la zona posterior.
  • Si ha habido algún fallecido en el accidente
  • Uso de cinturón de seguridad, activación de airbags, uso de casco en motociclistas o ciclistas. Otro tipo de sistemas de seguridad (sillas de los niños).
  • Pérdida de consciencia: duración, si fue inmediata o tras un tiempo de lucidez.

Creo que estos datos ayudan a que la persona a la que le transfieres el paciente se haga una composición de lugar y pueda hacerse una idea del tipo de paciente que va a atender. Si yo entro en urgencias con un paciente con un collarín y digo que es un accidente de tráfico y que le dolía el cuello, es más que probable que la otra persona se haga la idea de un paciente aparentemente leve. Si yo entro con ese mismo paciente y le digo a mi compañera/o que es un copiloto  que ha sufrido un accidente de tráfico por alcance en el que el conductor del vehículo ha fallecido, el mismo paciente con el mismo dolor de cuello nos parece más grave, puesto que el hecho de que haya un fallecido en el accidente nos hace sospechar una gran transferencia de energía. Seguramente se nos activará la alerta interior de : ¡Ojo! está aparentemente leve pero nos puede pegar un susto en cualquier momento.

Nuestros compañeros de urgencias no han visto el accidente, cómo ha quedado el coche, el entorno, etc. Nosotros debemos trasmitirles toda la información que sea relevante. Igualmente, en las ocasiones en las que son los servicios de Atención Primaria y/o las ambulancias de SVB quienes llegan primero al lugar del siniestro, movilizan a los pacientes e incluso los trasladan al Centro de Salud hasta nuestra llegada, deben fijarse e intentar recabar la información importante sobre el accidente para trasmitírnosla cuando se haga la transferencia

La escala SCENE es una herramienta que puede ayudar en ciertos casos a que los sanitarios que auxilian a los ocupantes de un vehículo sospechen la presencia de lesiones más graves de lo que parece a primera vista. Esta escala se basa en los parámetros siguientes:

  • S: steering wheel deformation. Es la deformación del volante. Aunque está diseñado para que se pueda deformar, si a pesar del airbag el volante se deforma quiere decir que el impacto fue muy grande, con gran energía.
  • C: close proximity of driver to wheel: frontal collisions. Si el conductor está muy cerca del volante, pueden ocasionarse lesiones cuando se activa la airbag.
  • E: energy, es decir, la energía de la colisión. En impacto frontal, 40 cm o más de hundimiento de la carrocería indican que probablemente el impacto fue de alta energía; en cambio, en impacto lateral se sospecha lo mismo con 25 cm.
  • N: no belt. No llevar puesto el cinturón de seguridad aumenta el riesgo de lesiones por desaceleración y traumatismos torácicos.
  • E: eyewitness report. Si hay testimonios presenciales de que la persona quedó inconsciente, aunque ahora esté alerta.

La escala es bastante rudimentaria, pero puede servirnos para recordar algunos de los detalles en los que debemos fijarnos.

Y vosotros, ¿Tenéis en cuenta estos aspectos a la hora de atender y transferir un paciente traumático? ¿Os parece importante algún otro dato? ¿Conocíais la escala SCENE?

¡Gracias!

.

Lecturas recomendadas sobre biomecánica de los accidentes:
Biomecánica del accidente de tráfico 
Prevención de lesiones en accidente automovilístico – State of the art
Biomecánica del traumatismo
Biomecánica en accidentes de tráfico
Índice de deformidad estructural (IDE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *