ESCALA DE COMA DE GLASGOW

La  escala de Glasgow fue desarrollada por el Dr. Graham Teasdale y el Dr. Bryan J. Jennett en 1974 para proporcionar un método simple y fiable de registro y monitorización del nivel de conciencia en pacientes con traumatismo craneoencefálico. En 1977, asignaron un valor numérico a cada aspecto de sus tres componentes y sugirieron sumarlos para obtener una única medida global, la escala de coma de Glasgow (ECG o GCS) tal y como la conocemos hoy.

Desde entonces, ha sido ampliamente utilizada en traumatismos craneoencefálicos y se ha aplicado a otros cuadros neurológicos (ictus hemorrágicos e isquémicos) y comas de etiología no traumática.

La escala de Glasgow se divide en tres grupos puntuables de manera independiente que evalúan la apertura de ojos sobre 4 puntos, la respuesta verbal sobre 5 y la motora sobre 6, siendo la puntuación máxima y normal 15 puntos y la mínima 3. Se considera traumatismo craneoencefálico leve al que presenta un Glasgow de 15 a 13 puntos, moderado de 12 a 9 y grave menor o igual a 8.

Existe una escala de coma de Glasgow modificada para lactantes y niños.

Sin embargo, a pesar de su extendido uso, se han encontrado importantes limitaciones en la literatura publicada. Quizás la limitación más importante es la incapacidad para obtener datos completos y precisos de forma universal, especialmente en el contexto de pacientes intubados, sedados, afásicos o con traumatismo facial. Además, hay numerosos factores de confusión que pueden afectar a la fiabilidad y validez del Glasgow. Por ejemplo, la respuesta verbal puede estar limitada por la presencia de pérdida de audición, trastornos psiquiátricos, demencia o lesiones en boca y garganta (traqueotomía). La respuesta motora es vulnerable a la presencia de factores como lesiones de la médula espinal o de nervio periférico o la  inmovilización de los miembros por fracturas. Del mismo modo, la apertura ocular puede resultar imposible por la presencia de edema palpebral.

Se han evaluado cada uno de los componentes por separado, encontrando que la respuesta motora es la que guarda mayor coherencia con el Glasgow, tanto en coma traumático como no traumático. La evidencia sugiere que dicho componente aislado podría ser útil para triar y predecir pronóstico en pacientes traumatizados, sobre todo aquellos en los que la recogida completa de datos es difícil.

A pesar de estas limitaciones, diversos estudios coinciden en afirmar que la escala de coma de Glasgow es un buen predictor de mortalidad intrahospitalaria y un instrumento útil para el triaje previo a la hospitalización.

Os dejo un vídeo que hemos realizado sobre la valoración del nivel de consciencia con la escala de coma de Glasgow, donde se explica perfectamente la técnica. Espero que os guste y os sea útil.

 

Fuentes:

http://praxisconsors.org/apuntes-practicos/escala-de-coma-de-glasgow_1624

http://www.meiga.info/Escalas/Glasgow.pdf

Escala de Glasgow 

.

 

5 Comments

  1. Excelente Informacion Y Video… Casi Que No Encuentro Un Lado Donde Se Explicara Estos Pasos a Seguir…
    Gracias Por Esta Informacion… Espero Seguir Resiviendo Sus Post…

  2. Excelente representación de la escala, facilita de gran manera la compresión de esta en la praxis, sobretodo para estudiantes :D

    Muchas Gracias !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *