Evaluación y manejo inicial del trauma espinal I (Guía NICE)

Siguiendo la serie de la traducción de las guías NICE, en esta ocasión nos vamos a centrar en la Guía NICE de evaluación y manejo del trauma espinal.

Para ello, os dejaré en el próximo post un enlace a Slideshare con la traducción de dicha Guía al español, y a continuación paso a destacar los aspectos que me han parecido más relevantes de las recomendaciones.

inmovilización cervical

1.1. EVALUACIÓN Y MANEJO EN AMBIENTE PREHOSPITALARIO

Evaluación del trauma espinal

1.1.1. A su llegada al lugar de los hechos, utilice una secuencia de actuación por prioridades para evaluar a las personas con sospecha de trauma, por ejemplo C-ABCDE:

  • Hemorragia catastrófica
  • Vía aérea con inmovilización (control) espinal
  • Respiración
  • Circulación
  • Discapacidad
  • Exposición y control ambiental

1.1.2. En todas las etapas de la evaluación:

  • Proteger la columna de la persona mediante la inmovilización y alineación manual, particularmente durante cualquier intervención en las vías respiratorias, y
  • evitar mover el resto de la columna vertebral.

1.1.3. Evaluar a la persona para la lesión espinal, teniendo en cuenta inicialmente los siguientes factores. Compruebe si la persona:

  • Tiene lesiones importantes distrayentes
  • Está bajo la influencia de drogas u alcohol
  • Está confuso o no coopera
  • Tiene un nivel de consciencia disminuido
  • Tiene cualquier dolor a nivel espinal
  • Tiene alguna debilidad en manos o pies (evaluación motora)
  • Tiene alterada o presenta ausencia de sensibilidad en manos o pies (evaluación sensitiva)
  • Tiene priapismo
  • Refiere problemas de columna vertebral previos o condiciones que predisponen a la inestabilidad de la columna vertebral.

1.1.4. Llevar a cabo inmovilización espinal completa en línea si alguno de los factores anteriores está presente o si la evaluación no se puede realizar.

Evaluación de lesiones de la columna cervical

1.1.5. Evaluar si la persona tiene un alto/bajo o ningún riesgo de lesión cervical utilizando la Regla Canadiense de valoración espinal de la siguiente manera:

La persona tiene un alto riesgo si tiene al menos uno de los siguientes factores:

  • Tiene 65 años o más
  • Mecanismo lesional peligroso (caída de más de un metro o 5 pasos, carga axial en la cabeza, colisión de vehículos a alta velocidad, vuelco, expulsión de un vehículo a motor, accidente con vehículos recreativos motorizados, colisión de bicicleta, accidentes de equitación).
  • Presenta parestesias en EESS o EEII.

La persona tiene un bajo riesgo si presenta al menos uno de los siguientes factores:

  • Está involucrado en un accidente por alcance de menor importancia
  • Está cómodo en posición sentada
  • Ha deambulado en algún momento desde el accidente
  • No presenta dolor/ aumento de la sensibilidad en la línea media de la columna cervical
  • Retraso en la aparición de dolor en el cuello

La persona se mantiene en bajo riesgo si:

  • No puede girar activamente su cuello 45º a la izquierda y la derecha (el rango de rotación del cuello sólo puede evaluarse con seguridad si la persona tiene un riesgo bajo y no existen factores de alto riesgo).

La persona no tiene ningún riesgo si:

  • Presenta algún factor de bajo riesgo anteriormente citados
  • Es capaz de realizar una rotación activa de 45º de su cuello a derecha e izquierda.
adaptacion-de-la-escala-canadiense

Fuente: Inmovilización cervical selectiva en el paciente politraumatizado consciente

1.1.6. Tenga en cuenta que la aplicación a los niños de la Regla Canadiense de valoración espinal es difícil y su etapa de desarrollo debe ser tenida en cuenta.

Cuando realizar o mantener la inmovilización espinal completa en línea

1.1.9. Llevar a cabo o mantener la inmovilización espinal completa en línea si:

  • Se identifica un factor de alto riesgo para la lesión de la columna cervical según la Regla Canadiense de Valoración Espinal.
  • Se identifica un bajo factor de riesgo para lesiones de la columna cervical según la Regla Canadiense de Valoración Espinal y la persona es incapaz de girar de forma activa su cuello 45 grados a izquierda y derecha
  • Está indicado por uno o más de los factores enumerados en la recomendación de la valoración de la columna torácica y lumbosacra:
    • Edad de 65 años o más y refiere dolor en la región vertebral torácica o lumbosacra
    • Mecanismo de lesión peligroso (caer desde una altura de más de 3 metros, carga axial en la cabeza o base de la columna (por ejemplo caídas de aterrizaje en los pies o las nalgas), accidente de tráfico a alta velocidad, vuelco, sujeción con cinturones de cintura solamente, expulsión de un vehículo de motor, accidente que implica vehículos motorizados de recreo, colisión de bicicleta, accidentes de equitación)
    • Patología vertebral preexistente, osteoporosis conocida o en riesgo (por ejemplo si toma corticoides)
    • Sospecha de fractura vertebral en otra región de la columna vertebral
    • Síntomas neurológicos anormales (parestesia, debilidad o entumecimiento)
    • En el examen:
      • signos neurológicos anormales (déficit sensorial o motor)
      • nueva deformidad ósea o sensibilidad en la línea media (a la palpación)
      • sensibilidad ósea en la línea media (en la percusión)
      • dolor de columna o en la línea media (al toser)
    • En la movilización (sentado, de pie, paso, caminando): dolor o síntomas neurológicos anormales (parar si esto ocurre).

1.1.10. No realizar o mantener la inmovilización espinal completa en línea en las personas si:

  • Tienen factores de bajo riesgo para la lesión de la columna cervical según lo identificado e indicado por la Regla Canadiense, están libres de dolor y son capaces de girar activamente su cuello 45 grados a izquierda y derecha
  • No tienen ninguno de los factores enumerados en la recomendación de la valoración de la columna torácica y lumbosacra.
Cómo llevar a cabo la inmovilización espinal completa en línea

1.1.11. Cuando se realiza la inmovilización de la columna vertebral hay que adaptar el abordaje a las circunstancias específicas de la persona (véanse las recomendaciones 1.1.12 y 1.1.16 a 1.1.18).

1.1.12. El uso de dispositivos de inmovilización espinal puede ser difícil (por ejemplo, en personas con cuellos cortos o anchos, o personas con una deformidad preexistente) y podría ser contraproducente (por ejemplo, aumento del dolor, el empeoramiento de los signos y síntomas neurológicos). En las personas que no cooperan, agitados o angustiados, entre ellas los niños, valore dejarla en una posición en la que se sientan cómodos, con inmovilización manual en línea.

1.1.13. Cuando se lleva a cabo la inmovilización espinal completa en línea en adultos, estabilizar manualmente la cabeza con la columna vertebral alineada utilizando la siguiente estrategia por etapas:

  • Se debe colocar un collarín semirrígido de tamaño apropiado a menos que esté contraindicado por:
    • compromiso de las vías respiratorias
    • deformidades espinales conocidas, tales como la espondilitis anquilosante (en estos casos mantener la columna vertebral en la posición actual de la persona).
  • Vuelva a evaluar la vía respiratoria después de aplicar el collarín.
  • Coloque y asegure la persona en una camilla cuchara.
  • Asegure la persona con bloques de cabeza (inmovilizador de cabeza) y cinta, idealmente en un colchón de vacío.

1.1.14. Cuando se lleva a cabo la inmovilización espinal completa en línea en los niños, estabilizar manualmente la cabeza, alineada con la columna vertebral, utilizando el método progresivo de la recomendación anterior y considerar:

  • la participación de los familiares y cuidadores si es adecuado
  • mantener a los bebés en su silla de coche si es posible, utilizando una camilla cuchara con mantas enrolladas, colchón de vacío, férulas de vacío de las extremidades o el dispositivo de liberación Kendrick.
Liberación

1.1.15. Cuando hay amenaza inmediata para la vida y es necesaria una rápida liberación de una persona,  se deben realizar todos los esfuerzos para limitar el movimiento espinal sin retrasar el tratamiento.

Accidente

1.1.16. Considere pedir a la persona que se autolibere si no están atrapados físicamente y no presentan ninguna de las siguientes condiciones:

  • lesiones distrayentes significativas
  • síntomas neurológicos anormales (parestesia, debilidad o entumecimiento)
  • dolor espinal
  • factores de alto riesgo para la lesión de la columna cervical como las evaluadas por la Regla canadiense de valoración espinal.

1.1.17. Explicar a la persona que se autolibera, que ante la aparición de cualquier dolor de columna, entumecimiento, hormigueo o debilidad, deben dejar de moverse y esperar a ser movido.

1.1.18. Cuando una persona se haya autoliberado:

  • pedirles que se tumben en decúbito supino sobre una camilla colocada adyacente al vehículo o incidente
  • en la ambulancia, siga recomendaciones 1.1.1 a 1.1.13 para evaluar la posibilidad de lesión medular y maneje su situación.

1.1.19. No transporte personas con sospecha de lesión de la médula en un tablero largo o cualquier otro dispositivo de liberación. El tablero sólo debe utilizarse para la extricación dispositivo.

En el próximo post veremos el resto de las recomendaciones y os dejaré el enlace a la traducción de la Guía.

Posted in:

3 Comments

  1. Me ha llamado la atención la recomendación de uso de camilla cuchara para inmovilización de espaldas y traslado hasta el colchón de vacío. Siempre he pensado que curvaba la espalda y que era mejor realizar esa técnica con el tablero espinal. De hecho, el diseño de la camilla cuchara se hizo para las fracturas de pelvis o de cadera…
    sorprendida.

    • El tablero espinal está bien para la inmovilización durante la movilización, pero ya son muchas las voces que apuestan de nuevo por la camilla de cuchara para estos pacientes, por la facilidad a la hora de la recogida del paciente sin apenas movilizarle gracias a la apertura de sus ramas.

  2. la ventaja que tiene la camilla de cuchara es el poco movimiento del paciente al momento de su traslado, es por eso que se recomienda este tipo de camilla, en sus comienzo solo era para las fracturas pelvicas y caderas, pero se comprobó que también sirve para otro tipo de lesiones sin provocar el mayo movimiento del paciente hay que recordar que ante un accidente solo podemos observar lo que nuestros ojos pueden ver y nuestras manos tocar y nos mas aya. por lo tanto es recomendable el menor movimiento de los pacientes para evitar otras lesiones que pueden ser fatales. si la pueden ocupar hay que hacerlo en beneficio del paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *