(IN)VISIBILIDAD ENFERMERA

Hace poco más de una semana tuve el placer de participar en la II Jornada Conmemorativa del Día Internacional de la Enfermería, organizada en el Hospital Universitario Santa Cristina de Madrid.

nurse

Fuente: http://invisibleillness.wordpress.com/2008/09/10/guest-blogger-am-i-a-hypochondriac/

En principio mi presentación trataba de la iniciativa Educación Escolar en Emergencias, de la que soy una de las portavoces, como ejemplo del uso de las Redes Sociales para potenciar la visibilidad enfermera. El enfoque que le di a la charla desde el punto de vista de la visibilidad (de los profesionales de emergencia, no sólo de la enfermería) venía a concluir que las redes sociales, bien utilizadas, nos pueden ayudar a conseguir cosas que de otra manera parecen imposibles y que, desde luego, hace poco más de 4 años eran impensables.

Pero, ante el subtítulo tan sugerente que habían decidido darle a la Jornada: “Sabemos, queremos, podemos…” quise dedicarle mis últimos 6-7 minutos de la charla a intentar “motivar” a los compañeros sanitarios allí presentes.

Yo personalmente pienso (y así lo transmití en la ponencia) que la solución al “problema” de la (in)visibilidad enfermera no hay que buscarlo en el saber o en el poder hacer unas u otras cosas. Las cosas que no se saben, se aprenden (si se tiene interés). Las cosas que en un principio parecen imposibles o muy complicadas, si te esfuerzas, si luchas, si le dedicas tiempo, se pueden convertir en realidad. La cuestión es que para saber y para poder, impepinablemente hay que QUERER. Pero querer, no de desear y que otros se esfuercen o que se cumpla por arte de magia o por un alineamiento astral, sino de querer esforzarse, querer conseguirlo y sobre todo de disfrutar mientras se intenta.

Fuente: http://kkdowhatilove.blogspot.com.es/

Fuente: http://kkdowhatilove.blogspot.com.es/

Conseguir algo sin esfuerzo puede ser reconfortante, pero para mi la verdadera recompensa es conseguir algo que querías, que necesitabas, que te parecía importante y fundamental, después de haber trabajado duro, haciéndole frente a opositores y obstáculos. Eso, sin duda, supone un tiempo y esfuerzo que muchos no están dispuestos a gastar y menos aún si no se traduce en un beneficio económico. Imagino que, al final, el secreto del éxito, el ingrediente fundamental que no debe faltar en todo aquello en lo que te embarques, es la PASIÓN, sin la cual, a mi parecer, cualquier iniciativa, personal o profesional, está abocada al fracaso.

Por tanto, después de escuchar a muchas enfermeras (y otros colectivos) quejarse de sus condiciones laborales, de sus competencias, de que no les dejan hacer una u otra cosa, que no les dan facilidades para esto o lo otro, siempre me queda la duda de si realmente han intentado cambiar eso que tanto les molesta o han hecho algo para conseguir lo que quieren, ya que lo fácil y lo cómodo es quejarse y esperar que otros lo arreglen. No digo que todo se pueda conseguir, hay cosas que quizá no esten a nuestro alcance cambiarlas, pero al menos, intentémoslo. ¿No creéis?

Os dejo aquí la presentación:

.

Posted in:

4 Comments

  1. Hola Esther; estoy en tu línea, siempre he pensado que eso de quejarse de los demás y esperar que te vengan las soluciones desde afuera no es algo práctico ni ético…. por desgracia nuestra profesión carece una mínima organización para que las gotas se transformen en lluvia… o quizás si la tiene pero no la “escenifica”.

    La prueba de que las cosas se pueden transformar desde la base la ponen iniciativas como #EdCivEmerg

  2. Pues sí, en estos tiempos cuando falla el ‘querer’ y no hay suficiente ‘motivación’ para llegar al cambio en la actitud profesional, la ‘pasión’ es el soplo de aire fresco imperecedero que determinan el éxito de los proyectos, en todos los sentidos 😉

  3. Gracias Esther por tu ponencia!!!
    PASiÓN importantísima..

    Sabemos, Queremos y PODEMOS….lo afirmaba como título de la II Jornada Conmemorativa del Día Internacional de la Enfermería porque siempre lo he tenido presente,y así lo creo…pero en la clausura terminé con una reflexión más…
    Sabemos,queremos y PODEMOS, pero ¿nos lo CREEMOS?

    Nosotr@s mismos a veces no nos valoramos, nos ponemos límites,..nos hacemos AUTOINVISIBLES.
    No nos vale el comentario que a veces se oye entre el colectivo…”Si SÓLO soy una enfermera…”
    Por favor!!! Susanne Gordon en “sólo soy una enfermera” ó Esther Gorjón en “yo soy esa”…. nos ayudará a confiar y creer más en nuestro trabajo y nuestro propio POTENCIAL….y todo ello hará posible nuestra visibilidad.
    GRACIAS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *