Maniobra de Valsalva modificada

La maniobra de Valsalva fue descrita por primera vez en 1704 por Antonio María Valsalva en su obra “De aure humana tractatus” (Tratado sobre el oído humano), donde explica detalladamente la maniobra inicialmente pensada para aliviar la presión de las trompas de Eustaquio y posiblemente para la eliminación de pus del oído medio. Más tarde, la maniobra de Valsalva ha tenido mayor alcance en diversas especialidades médicas, donde es una herramienta para el diagnóstico diferencial, monitoreo y pronóstico.

http://www.rcemlearning.co.uk/modules/tachycardias-in-the-resuscitation-room/regular-narrow-complex-tachycardia/regular-narrow-complex-tachycardia-vagal-manoeuvre/

http://www.rcemlearning.co.uk/modules/tachycardias-in-the-resuscitation-room/regular-narrow-complex-tachycardia/regular-narrow-complex-tachycardia-vagal-manoeuvre/

La maniobra de Valsalva consiste en una espiración forzada contra la glotis cerrada o por extensión a una resistencia, de lo cual se desprenden dos métodos:

a) no instrumental, donde el paciente inspira y ”puja” durante 10 a 15 segundos, soltando el aire bruscamente.

b) instrumentada, donde el paciente sopla a una boquilla conectada a una columna de mercurio hasta alcanzar los 40-60 mmHg, manteniendo este nivel de presión durante 10 a 15 segundos y posteriormente se libera por una válvula dejando escapar el aire bruscamente. Esta modalidad, en el contexto actual de las urgencias y emergencias, se ejecuta pidiendo al paciente que realice una espiración forzada en una jeringuilla de 10ml (algunos utilizan otros tamaños) con objeto de mover el émbolo.

La maniobra de Valsalva es un tratamiento recomendado internacionalmente para la taquicardia supraventricular estable, pero la eficacia, según los estudios, es limitada y la cardioversión es RARA (en la práctica entre 5-20%), lo que exige el uso de otros tratamientos, como la adenosina, que generalmente causa mucho disconfort a los pacientes a los que se administra.

En Agosto del 2015 la revista médica The Lancet publica el artículo “Postural modification to the standard Valsalva manoeuvre for emergency treatment of supraventricular tachycardias (REVERT): a randomised controlled trial” (Maniobra de Valsalva modificada para el tratamiento de urgencia de la taquicardia supraventricular). Este estudio clínico demuestra que una modificación de la maniobra estándar de Valsalva, es altamente eficaz, reviertiendo a ritmo sinusal a más del 40% de los pacientes en comparación con el 17% de una maniobra de Valsalva estándar, reduciendo sustancialmente el número de pacientes que necesitan otros tratamientos de emergencia, en particular la adenosina.

MANIOBRA DE VALSALVA MODIFICADA

Para realizar la Maniobra de Valsalva modificada se pide al paciente, colocado en sedestación, que realice una espiración forzada durante 15 segundos a 40mm de Hg de presión medido con manómetro. Inmediatamente después se coloca al paciente en decúbito supino y se realiza una elevación pasiva de las piernas (por un miembro del equipo) a 45º durante 15 segundos. A continuación, se regresa al paciente a la posición semisentada durante 45 segundos antes de reevaluar el ritmo.

Fuente: https://www.sciencedaily.com/releases/2015/08/150825103122.htm

Fuente: https://www.sciencedaily.com/releases/2015/08/150825103122.htm

En este vídeo podéis ver cómo se realiza la maniobra de Valsalva modificada:

                                                                     

Los resultados del estudio fueron los siguientes:

  • Inicialmente 214 pacientes en cada grupo realizaron la maniobra asignada; en el grupo de la maniobra modificada 93 (43%) retornaron a ritmo sinusal en el primer minuto tras su ejecución, frente a los 37 (17%) que lo hicieron en el grupo control (maniobra no modificada).
  • En ambos grupos el mayor número de pacientes que recuperaron el ritmo sinusal lo hicieron en el primer intento; en la maniobra modificada 18 precisaron un segundo intento y 9 en el grupo control.

Los autores utilizaron un manómetro para medir la presión, pero estiman que la espiración forzada realizada en una jeringuilla de 10ml con el objeto de mover el émbolo consigue presiones similares. Aunque como curiosidad, recientemente se ha publicado un artículo en Emergency Medicine Journal (“Valsalva using a syringe: pressure and variation”) que concluye que el tamaño de jeringa de 20 ml es el más adecuado para conseguir la P de 40 mmHg necesaria para la realización de la mniobra de Valsalva.

 


Bibliografía:

La maniobra de Valsalva. Una herramienta para la clínica

Postural modification to the standard Valsalva manoeuvre for emergency treatment of supraventricular tachycardias (REVERT): a randomised controlled trial

Valsalva using a syringe: pressure and variation

Cosas del PAC. Maniobra de Valsalva modificada para las TSV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *