SALIR A FLOTE

Hace casi un año mis compañeros de trabajo tuvieron que acudir a un accidente en el que hubo 6 víctimas mortales. Un coche en el que viajaban 3 adultos y 3 niños cayó en una esclusa del canal de Castilla y todos murieron ahogados.

Como ya comenté en su día, una de las peores cosas que tiene mi trabajo es llegar a un sitio en el que no se puede hacer nada para salvar la vida de una persona. Nunca se está preparado para no poder hacer nada, y más aún cuando la víctima es un niño. Solo te queda ir rumiando (y acallando) poco a poco, día a día, esas ideas que no paran de darte vueltas en la cabeza sobre por qué pasan estas cosas, cómo se pueden evitar o el terrible ¿qué hubiera pasado si…?

Muchas veces llego a la misma conclusión: se podría haber evitado si hubieran tenido unos pequeños conocimientos sobre actuación en caso de emergencias. En el caso del accidente que os comentaba, me di cuenta que ni yo misma hubiera sabido muy bien qué hacer.

Fuente: http://blog.securibath.com/2008/05/31/pavimentos-para-piscinas-y-zonas-infantiles/

Fuente: http://blog.securibath.com/2008/05/31/pavimentos-para-piscinas-y-zonas-infantiles/

Mucha gente “sabe o ha oído” que si caes con el coche al agua tienes que esperar a que se igualen las presiones para poder abrir la puerta y así poder escapar. Esto, que dicho así parece fácil, tiene bastantes más complicaciones de las que parece, y por eso creo que merece la pena explicarlo con un poco más de detalle.

 

LA TEORÍA

Cuando un coche cae al agua generalmente se hunde mas deprisa por la parte delantera debido al peso del motor. En poco tiempo comenzará a entrar agua dentro del habitáculo, aunque tardará varios minutos en llenarse por completo y en hundirse, por eso debemos intentar mantener la calma y aprovechar bien ese tiempo.

En los primeros minutos intentar abrir la puerta puede suponer un gasto inútil de tiempo y esfuerzo. Debido a que habrá una gran cantidad de agua presionando fuera de nuestras puertas y que el agua aún no habrá entrado, la presión no será compensada y nos será extremadamente difícil abrir la puerta.

Para conseguir abrir la puerta, por tanto, es necesario esperar a que entre algo de agua al coche. La presión del agua interior compensará parte de la fuerza que bloquea la puerta. Esta espera debe invertirse en preparar a todos los ocupantes del vehículo para salir lo más rápidamente posible, ya que cuando se consiga abrir la vía de escape el agua entrará mucho más rápidamente y el coche se hundirá muy rápido. Todos los pasajeros deben desabrocharse el cinturón de seguridad.  Si hay niños, deben ponerse de pie dentro del vehículo y quitarse los zapatos.

Cuando el nivel de agua en el interior vaya aumentando, se deberá intentar empujar haciendo fuerza en el extremo opuesto a las bisagras de la puerta.

Hay algunos vídeos en internet en los que , en un ambiente controlado por especialistas, se pone esta “solución” en práctica y la persona sale del coche sin grandes problemas. Yo le encuentro varias lagunas:

  1. No cuentan con el nerviosismo de una persona que, literalmente, cree que va a morir. A esa persona le va a ser complicado mantener la calma para poder hacer una respiración profunda, coger aire y salir buceando como si nada.
  2. Si hay niños en el interior del vehículo, la solución no me parece, nuevamente, la más adecuada. A tu nerviosismo habrá que sumarle niños llorando, histéricos, asustados, que quizá ni siquiera sean capaces de aguantar la respiración para salir buceando por la puerta por que no saben o porque está llorando de manera inconsolable, sin atender a razones. Más complicado a menor edad del niño/s.
  3. Los coches actuales dependen del sistema eléctrico para poder hacer muchas cosas. Hay coches que automáticamente se bloquean las puertas cuando la velocidad supera unos Km/h determinados. ¿Se pueden desbloquear manualmente las puertas cuando el sistema eléctrico del coche no funciona debido al agua?
  4. Si no funciona, has echado a perder minutos valiosísimos sin hacer nada confiando en que esta era la solución correcta.
  5. Como podéis ver en el enlace que os pongo a continuación, a veces, las presiones tardan más tiempo en igualarse de lo que se cree y el habitáculo se inunda por completo, y se tarda más en abrir la puerta de lo que una persona normal es capaz de mantener la respiración.

http://www.antena3.com/videos-online/formula-1/mundial-2013/monaco/videos/safety-car-como-reaccionar-coche-cae-agua_2013052600008.html

Por todo ello, creo que esperar a que se igualen las presiones y abrir la puerta es la última solución, pero no la más adecuada.

 

QUÉ HACER SI UN COCHE CAE AL AGUA

Es fundamental (y muy complicado) mantener la calma.

Desabrocharse el cinturón de seguridad (y el del resto de pasajeros).

Tratar de bajar la ventanilla del coche antes de que falle el sistema eléctrico para escapar por ella. Si los elevalunas no funcionan, hay que intentar romperla con un objeto puntiagudo. Existen en el mercado dispositivos especiales para estos casos.

En caso de no tenerlo, habría que intentar usar algún objeto puntiagudo que tuviéramos a mano (una llave quizá).

Hay que romper los cristales de las ventanas laterales del vehículo, nunca el parabrisas. Estos están fabricados especialmente para evitar que en caso de rotura se hagan añicos y salten en pedazos mientras estamos circulando, poniendo en serio riesgo nuestra integridad e incluso nuestra vida. Por ello, intentar romperlos es inútil.

Clavar el punzón o martillo en el centro del cristal, protegiéndonos con algo que tengamos a mano (si es posible). Retirar los cristales que queden con rapidez, para evitar dañarnos al atravesar el hueco de la ventana.

Una vez roto el cristal, el agua entrará rápidamente dentro del vehículo por el hueco. Si es posible, esperar a que nos llegue el agua a la altura del pecho para poder salir nadando. Salir del coche, alejándonos rápidamente de él.

Si todo esto falla, sólo nos quedará esperar a que se llene el habitáculo de agua e intentar abrir la puerta para poder escapar.

Si viajamos con niños, estos deben salir siempre en primer lugar.

 

 

CONCLUSIÓN

A mi parecer, es altamente recomendable disponer de un martillo de emergencia para romper cristales en el vehículo particular.

La mayoría de las veces los martillos o punzones de seguridad van integrados dentro de navajas de emergencia, junto con una cuchilla cortacinturones y otras herramientas. Esta solución podría no ser la más adecuada ya que según el Reglamento de Armas y a interpretación de un agente de las fuerzas y cuerpos de seguridad, podrían incautártela en un registro de tu vehículo e incluso denunciarte.

Por tanto, la mejor opción es comprar sólo el martillo o el punzón, con cortacinturones pero sin navaja. Una pequeña inversión en seguridad que puede salvar tu vida (y la de tu familia).

Yo ya he encargado la mía

.

 

4 Comments

  1. Muy interesante Esther!!

    al menos para reflexionar sobre como deberías de actuar en caso de necesidad…

    Lo mejor de todo sería no tener que poner a prueba tu destreza, pero…

    un abrazo y gracias de nuevo.
    jose

  2. Hola Esther!
    Genial entrada. Como siempre, instructiva y emocionante.
    Nunca sabrás las vidas que puede salvar tu faceta educativa, pero yo estoy segura de que son muchas.
    Así que Enhorabuena!!!
    Un abrazo.

  3. muy interesante el articulo, sin embargo me parece patetico lo que muestran en este enlace que pasas…. http://www.antena3.com/videos-online/formula-1/mundial-2013/monaco/videos/safety-car-como-reaccionar-coche-cae-agua_2013052600008.html

    como pueden comparar una situacion real con un tio en una piscina, con un buzo al lado y con todas las medidas de seguridad posibles???? imaginemos la realidad, una familia de un matrimonio con dos bebes? como lo hacen?? este link aporta poco…pues no da una solucion….porque no hacian la prueba en un pantano real? o en medio del mar?? sin ayuda alguna????

    saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *